martes, 6 de enero de 2009

Epifanía

Epifanía



LA ESTRELLA DE LOS MAGOS

El cuadro es un paisaje de lejanía casi desértica. En el firmamento la Estrella de la Navidad; en el ángulo derecho inferior la caravana de los tres sabios del oriente siguiendo a la estrella. El arco que rodea la estrella indica la totalidad del universo que tiene por centro lo que esa estrella anuncia: Cristo. Por eso los Magos la siguen. Son los hombres que consagraron su vida a escrutar los caminos de la verdad; por lo cual descubrieron los primeros, el significado de la estrella. La profecía había expresado que la estrella de Jacob había nacido. El paisaje desértico representa el mundo en todas sus latitudes. Desierto porque antes de la vida sobrenatural de Cristo, nada surgía de la tierra que fuese digno de ser repuesto en el cielo junto al trono de Dios. Aparece todo iluminado con una suave claridad de alba, porque Cristo es la luz. En efecto, el verbo de la inteligencia es la luminaria del hombre; y el Verbo de Dios es la luz que procede de la luz. Y la luz de su rostro se ha posado como un sello sobre nuestro ser. Para llegar a Cristo hay que pasar por el desierto del despojo en la creatura, de todo lo que es opaco a la verdad divina. El hecho evangélico ha encontrado en éste cuadro, una expresión de alegría: la
luz como de amanecer significa toda la alegría que va a estallar
en los magos cuando vieron a Señor. Semejante
perspectiva se abre también al alma cristiana
que medita la fidelidad al
llamado divino.

J. R. S E P I C H



Grabado de Victor Delhez. (Click para ver en detalle)
De "Los Cuatro Evangelios de Nuestro Señor Jesucristo" Ed. Kraft.
Comentario del Pbro. Dr Juan. R. Sepich


Victor Delhez

2 Pajaros en las ramas:

Fortinera dijo...

Hermosa reflexión y precioso grabado. ¡Gracias por compartirlo!

Salvador Pérez Alayón dijo...

Me alegra que compartamos estas reflexiones que, en tiempo de Adviento, se hacen necesarias en la espera del SEÑOR. También, porque creo que los creyentes estamos obligados a proclamar y alzar la vos ante tanta invasion que desvirtua el verdadero significado de la Navidad. Igual ocurrirá ahora por Pascua y ya debemos irnos preparando, pues el mundo sólo pensará en el puente que se avecina por la Semana Santa.
Hice también mi reflexión y coincido en la valentía y actitud activa de los Magos en desapegarse de sus comodidades y responder a su inquietante motivación de búsqueda hacia el encuentro con el SEÑOR. Me pregunto si yo he salido también en esa dirección.
He visto tus comentarios en el blog de Hilda y he sentido la inclinación de beber de tus aportaciones. Gracias por estar ahí.
Un abrazo en CRISTO.